Decantación del vino

Decantación del vino

Decantación del vino

Si buscamos el significado en el diccionario de la Real Academia, encontraremos que el término decantar significa lo siguiente:

Separar un líquido del poso que contiene, vertiéndolo suavemente en otro recipiente.

Podemos entonces deducir, que la decantación del vino es el proceso para eliminar el sedimento que pudiera tener el vino. Pero en este proceso de movimiento del vino o trasiego, también ocurre otro fenómeno llamado oxigenación intensa.

Decantación del vino

La decantación del vino es un proceso que se recomienda realizar en todos aquellos vinos que lleven más de 5 años de reserva en botella. Puesto que el estacionamiento del vino en botella produce sedimentos derivados de los mismos taninos del vino.

Para eliminar dichos sedimentos se debe poner la botella en posición vertical durante unas 24 horas para luego proceder a decantar, es decir, pasar el vino de la botella a una jarra llamada comúnmente decanter.

Mientras ocurre el paso de vino, éste se oxigena rápidamente provocando un gran impacto en los aromas y gustos del vino.

Como decíamos anteriormente es recomendable realizar la decantación del vino que lleva más de 5 años de estacionamiento. En ese tiempo el vino logra un color más intenso y una buena estructura tánica. Pero en realidad, el momento más conveniente para airear el vino depende de la experiencia, gusto y rapidez con el que será consumido el vino.

copas y decantador de vino

Todo vino de cosecha de debe decantar antes de consumirlo y con  iniciarlo media hora antes de servirlo sería suficiente. Una vez decantado se debe consumir todo el vino en poco tiempo, puesto que la oxigenación ocurre rápidamente eliminando por completo su exquisito bouquet de aromas en poco tiempo.

En caso de tratarse de vinos tintos suaves y ligeros con más de 15 años de estacionamiento en botella, el paso por la jarra o decanter, hace que se pierda una parte importante de su aroma. Por lo tanto, se aconseja realizar la decantación del vino en una copa tipo balón de 10 a 12 cm de diámetro.

En varios canales de Youtube, se pueden ver en acción este proceso y los diferentes accesorios para realizarlo.

Vinos clásicos o modernos

Vinos clásicos o modernos

Vinos clásicos o modernos.

El avance de la ciencia también llegó al vino, evolucionando el estilo del mismo a niveles impensables desde hace décadas.

Materiales modernos, como el acero inoxidable y las diferentes técnicas de elaboración y refrigeración, han permitido controlar mejor las temperaturas y descubrir nuevas características de cada varietal.

Algo imposible hace años, cuando la elaboración de vinos se realizaba en barriles de madero viejo que fermentaban a cualquier temperatura, matando cualquier carácter de la uva.

En el mejor de los casos, se podía identificar la técnica utilizada y saber de esa manera en qué país fue elaborado.

Aunque por lo general, el vino quedaba impregnado de olores y sabores desagradables por las malas condiciones higiénicas. Como podrían ser la humedad ambiental,  los barriles de madera en mal estado.

Actualmente es muy difícil descubrir un vino con algún defecto, pero hubiera sido una gran pena si los vinos tradicionales desaparecieran.

Puesto que las técnicas tradicionales no son malas, de hecho tampoco el uso de barriles viejos de madera es una mala idea. Lo único inaceptable es una madera en estado insalubre.

vino-afrutado

Cual es la mayor diferencia

La mayor diferencia entre los vinos modernos y los clásicos. Se trata simplemente de las notas frutales de su sabor. Cuando éstas están presentes en el vino, se trata de un vino moderno.

Mientras que en los vinos tradicionales su sabor y aroma está compuesto de notas de madera vieja.

Los parámetros de los vinos modernos entonces tienen que ver con sus notas de frescura, fruta y complejidad.

Algunas bodegas desafían día a día sus estructuras para crear nuevos estilos de vinos.

Los vinos que desafían el modelo tradicional, llegan a los paladares más modernos.

Estando elaborados estos con los más famosos varietales: Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

Los vinos jóvenes, con frescura, sabor a fruta y notas de madera reflejan la esencia de la nueva tendencia de consumo.

Igualmente el exterior que los presenta también es diferente. Puesto que ahora se trabaja en una estética más atractiva y original.

El diseño de las etiquetas y formas de las botellas busca diferenciarlos. Para que sus nombres queden grabados en la memoria del mundo entero.

Vino Rosado: Por qué está de moda

Vino Rosado: Por qué está de moda

Por qué el Vino Rosado o Rose, está de moda.

Varias son las razones que volvieron famoso al vino rosado. Actualmente la tercera parte del vino consumido en todo el mundo es el rosado. Parece que este fenómeno está asociado directamente por la facilidad de su maridaje.

Elaboración del vino rosado

Existen dos maneras de elaborar un vino rosado. La primera de ella es obtenerlo de una cepa de uva roja y la segunda es a través de un sangrado del vino tinto a un vino blanco.

Si bien las etiquetas no te dirán cuál de las dos técnicas son su origen. Podrás distinguirlas fácilmente al revisar el varietal del cual están hechos.

El color también es otra pista del tipo de elaboración de origen. Si el color del vino rosado es más oscuro, es más probable que sea el resultado del sangrado de otro varietal.

Las cepas de uvas que tienen la propiedad de elaborar excelentes vinos rosados son las siguientes: Garnacha y Tempranillo en España. Grenache y Cinsault en Francia. Sangiovese en Italia  y Malbec en Argentina. También existen otros varietales como el Cabernet Sauvignon y el Pinot Noir que son famosos en todo el mundo.

Sabor del vino rosado

El sabor del vino rosado es una mezcla del vino blanco y el vino tinto. Por lo que podremos obtener sabores más afrutados en los vinos rosados más obscuros, tales como la banana, limón, mandarina, granada, sandía o melón y algún toque de mora, cereza, fresa y arándano.

¿El Rosado es primaveral?

Cuando la primavera comenzaba a aparecer, las góndolas se llenaban de rosados, para desaparecer por completo cuando el invierno llegaba. Este fenómeno se daba porque el vino rosado es excelente para combinar con ensaladas, carnes a la plancha y picadas de quesos y fiambres.

Actualmente ya no sucede este hecho puesto que las bodegas se han propuesto elaborar vinos rosados con esencias propias. Es decir, con color distintivo y aroma propio junto con un gusto diferenciado de todos los demás.

Es así como durante el 2013 y 2014 han aparecido cortes como el de Domain Bousquet y Amalaya o Piedra Negra Pinot Gris. Que poseen un color más cobrizo y más seco en paladar, donde además reina la frescura más que la dulzura.

Actualmente comienzan a surgir nuevos ejemplares de esta propuesta, entre ellos encontramos a los renovados Alta Vista, Familia Gascón, Saurus y Mil Rosas.

Vino tinto: Elaboración

Vino tinto: Elaboración

Elaboración diferenciada del vino tinto o rosso.

La diferencia del sabor y color del vino tinto viene desde la recolección de la uva. Por supuesto, además de su cepa tan diferenciada, para la elaboración del tinto no se emplean racimos enteros. Sino uvas a las que se les ha eliminado el raspón mediante un proceso denominado despalillado.

Dado que el color tan característico de este tipo de vino se extrae de su piel, la presencia de estructura vegetal como el racimo daría un contenido ácido, de sabor y olor no deseado.

Estrujado y fermentación tumultuosa

Al mosto obtenido en el proceso de estrujado se le debe añadir anhídrido sulfuroso. Este ingrediente es el encargado de seleccionar la fauna microbiana que va a intervenir después en la fermentación. Ayudando en la extracción del color y disolución del mismo.

Ahora sí comienza el proceso de fermentación, donde las levaduras y azúcares se desdoblan en alcohol y anhídrido carbónico. Mientras que las materias colorantes del hollejo se disuelven en el líquido.

Gracias a un proceso llamado remontado, la capa de hollejos empujada hacia arriba por el gas carbónico desprendido se remoja con el mosto en fermentación para activar la extracción del color.

Otro proceso conocido como bazuqueo o clarificación permite remover periódicamente el hollejo de la uva.

Esta etapa tiene una duración aproximada de 6 a 10 días finalizando con el traslado del líquido a otro depósito donde finalizará la fermentación.

Fermentación lenta

Esta segunda etapa que dura entre 10 y 20 días. Se continúa liberando anhídrido carbónico y todo el hollejo del mosto es removido para que continúe fluyendo líquido.

Después, ocurre el proceso de sangrado donde se obtiene el llamado mosto-vino por gravedad. Este líquido tiene mucho color y aspereza que producirá, si se sigue con los cuidados, excelentes vinos de calidad.

Prensado

El hollejo de la uva después de pisada y exprimida, lleva el nombre de orujo, brisa o casca y es trasladado a la prensa donde se obtiene el vino de prensa, que posee baja graduación alcohólica, mucho color y taninos que lo hacen astringente.

A partir de aquí se realizan procesos de fermentación por separado para las diferentes calidades de vino que se desean obtener.

Trasiego y crianza

Durante el trasiego, se realiza el separado del vino aquellas materias sólidas que se van depositando en el fondo gracias a las bajas temperaturas. En esta fase el vino va tomando un color más intenso abandonando de a poco el tono rojo del comienzo.

Ahora es momento de seleccionar el vino y decidir su proceso de crianza y envejecimiento, de acuerdo a si se busca un vino joven, o de crianza, reserva o gran reserva.

La vendimia

La vendimia

La vendimia, paso clave en la elaboración de un buen vino

Para que la calidad del sabor del vino sea el esperado existe un proceso muy cuidadoso que nace desde el cuidado de la uva misma. La elaboración del vino ya no es sólo un arte sino también una ciencia.

El proceso de elaboración del vino ha experimentado una gran evolución permitiendo obtener una gran variedad a partir de una estricta vigilancia de los aromas primarios del fruto y todo el proceso hasta su embotellamiento.

Vendimia

La vendimia es el primer paso y consiste en la recolección del fruto. Aquí se realiza la primera selección de las uvas que se realizan con sumo cuidado, ya que de este punto dependerá el éxito de toda la vinificación.

Las uvas recogidas según su cepa y cuidado brindarán la acidez, dulzura y sabor del vino final. Los ácidos, ésteres y taninos que se encuentran en la uva. Son los que al final del proceso darán la textura, estructura, color y todas las demás propiedades sensoriales.

El momento de su cosecha incluye un poco de ciencia y arte antiguo de degustación. Puesto que la acidez y dulzura de la uva se debe encontrar en perfecto equilibrio.

Luego de la selección se procede al traslado desde la viña a la bodega, lo cual se realiza teniendo en cuenta la presión existente entre las uvas. Puesto que un leve deterioro de ellas produciría una fermentación prematura indeseable.

Color del vino

Si la pulpa de las uvas en todas sus variedades posee una coloración similar, como es que el resultado final tiene ese color burdeos tan particular en el vino tinto y tan transparente en el vino blanco.

Los pigmentos colorantes que caracterizan a los vinos tintos, se obtiene del hollejo de las uvas. Por lo tanto se debe trasladar toda la materia colorante de la piel de la uva al conjunto de la masa del mosto. Para dar color y diferenciar a los vinos tintos de los blancos.

Extracción del mosto

Una vez que los racimos llegan a las bodegas son descargados en tolvas que las dirigen a la estrujadora. Donde la fruta sufre una rotura por presión con mucha precisión. Puesto que lo elementos duros del vegetal. No deben rasparse para no contaminar de olores ni sabores indeseables al mosto que será destinado a la elaboración del vino.

Esta masa viscosa compuesta de pulpas de uva chafada, hollejos rotos y pepitas. Es trasladada a un conjunto de presas sin contacto con el aire para que no se produzca una fermentación prematura indeseada.

Dando inicio así al proceso de elaboración del tipo de vino exquisito que se desee obtener.

Fiestas de la Vendimia

Dentro de nuestra geografía, entrado el mes de Septiembre. Se van produciendo festejos en torno a la vendimia. Por ejemplo recientemente  “LA FIESTA DE LA VENDIMIA DE LA D.O.P CARIÑENA, HA SIDO DECLARADA DE INTERÉS TURÍSTICO DE ARAGÓN”

Fuente de la mora de Cariñena

 

El poder antioxidante del vino tinto

El poder antioxidante del vino tinto

El poder antioxidante del vino tinto

Se sabe que los beneficios de seguir un estilo de vida saludable son innumerables. Por lo tanto, cada día nos preocupamos más por conocer todo acerca de una alimentación sana. Junto con el  ejercicios y un estilo de vida más relajado en busca de algún tipo de equilibrio y armonía.

Diferentes estudios científicos demuestran los efectos que los alimentos de las diferentes dietas tienen en nuestro organismo. Dejando en claro que uno de los menos aconsejables es el alcohol. Puesto que puede llegar a producir graves daños al cerebro, corazón e hígado.

Sin embargo, también se sabe que el consumo de una o dos copas de vino tinto diariamente. Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Demostrado en países como Francia donde el consumo de mantequillas, natas y quesos  es alto, que producen niveles de colesterol alto. Tenían a la vez un índice bajo de mortandad por enfermedades coronarias.

La gran diferencia entre los franceses y los habitantes de países nórdicos, por ejemplo. Es el acompañamiento de sus comidas con una copa de vino tinto.

Lo que significa que el vino tinto posee otros ingredientes que sí son beneficiosos para nuestro organismo. Los científicos se han encargado de investigar cuáles son y en qué exactamente nos beneficia.

Uno de estos ingredientes del vino tinto que resulta beneficioso para nuestra salud es el tanino.

El tanino del vino tinto y su efecto en nuestra salud

Los taninos se encuentran en mayor medida en todos los vinos tintos. Aunque también se los puede observar en algunos vinos blancos. Principalmente en los de crianza.

Puesto que los taninos son sustancias naturales, astringentes y amargas. Que proceden de la maceración de los hollejos. Que son las hojas, piel y semillas de la uva. Y también posteriormente debido a la crianza en madera.

Notamos su presencia en lengua y encía, puesto que el tanino añade tanto amargor como astringencia al vino. Así como complejidad al sabor. Distinguiendo los taninos frutales mucho más saludables y finos, de los taninos de madera que son más agresivos.

El proceso de envejecimiento natural de nuestro organismo. Así como la aparición de algunas enfermedades, se debe al efecto de los llamados “radicales libres”. Los taninos poseen acción antioxidante ayudando de esta manera a prevenir enfermedades degenerativas.

Uno de los beneficios del tanino es que impide la oxidación del colesterol bueno o HDL. Sirviendo de cardioprotector por su alta densidad.

Otra característica muy conocida de los taninos. Es que ayudan a desinflamar la mucosa intestinal, por lo que es muy eficaz en casos de diarrea.

Como el tanino del vino tinto no se lo puede separar del alcohol. Este se debe tener en cuenta y saborear una sola copa de vino con las comidas, no más.

Uso de las Cookies

Este página web utiliza Cookies para que usted tenga una buena experiencia como usuario. Si sigue en esta página, está dando su consentimiento para aceptar estas cookies .política de cookies, pulse en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest