Cuál es la temperatura ideal para servir un vino

Aunque no lo creas la temperatura es un requisito fundamental para destacar las cualidades del vino. Antiguamente se aconsejaba tomar vino tinto por ejemplo, a temperatura ambiente.

Ahora se sabe que dicha temperatura es la que ronda entre los 16°C y 18°C.

Vinos Tintos

Servir un vino tinto a una temperatura no adecuada puede modificar la percepción de sus características. Para que pueda preservar todos sus matices y que éstas sean percibidas correctamente, el vino tinto se debe servir a una determinada temperatura.

La razón principal es que una temperatura más alta puede provocar la volatilidad del alcohol haciendo que éste inunde el paladar y no sea posible captar adecuada toda la complejidad de su aroma. Además, la evaporación del alcohol provoca que se sientan los aromas menos agradables del vino.

El rango de temperatura adecuado difiere para los vinos tintos jóvenes y los de crianza. Si los vinos tintos jóvenes se sirven dentro del rango de los 12°C y 15° C se logrará resaltar su frescura y todo su aroma con matices florales.

En cambio los vinos tintos de crianza necesitan una mayor temperatura para lograr ese efecto, siendo la ideal, la que se encuentra entre los 16°C y 18°C.

Por lo tanto, a veces, especialmente en verano o ambientes climatizados, necesitarás mantenerlos fríos en cubeteras con hielos. Es más, algunas comidas suben la temperatura, así es necesario llevarlo a la mesa con menos grados.

Vinos Blancos y Rosados

Para disfrutar el aroma frutal de los vinos blancos secos jóvenes se deben servir a una temperatura que se encuentre entre los 7°C y 10°C. Si los servimos a una temperatura más alta se destacará el alcohol y si la servimos a una temperatura más fría resaltaremos su acidez enmascarando por completo el carácter del vino.

En cambio, se recomienda servir a una temperatura más fría los vinos blancos dulces. A unos 6°C, por ejemplo, resaltaríamos su propiedad frutal y dulzura.

Para no perder las complejas notas del roble, se recomienda servir los vinos blancos de crianza, a una temperatura que se encuentre entre los 10°C y 12°C. Perdiendo dicho aroma si los servimos a una temperatura más baja.

Los vinos blancos generosos se deben servir entre los 7°C y 10°C.

Mientras que la temperatura ideal para servir un vino rosado varía entre los 6°C y 8°C.

Cavas

Se recomienda servir este vino espumoso a una temperatura que oscila entre los 5°C y 7°C.

Uso de las Cookies

Este página web utiliza Cookies para que usted tenga una buena experiencia como usuario. Si sigue en esta página, está dando su consentimiento para aceptar estas cookies .política de cookies, pulse en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest