9 razones para brindar con vino y todas saludables.

Según el poeta inglés Lord Byron, “El vino alegra al triste, rejuvenece al viejo, inspira al joven y hace que los débiles se olviden de su debilidad”.

Lo cierto es que según lo revelan algunos estudios científicos, el vino aporta algo más que su cuerpo, aroma y color a nuestra vida.

Aquí te damos algunas razones para disfrutar con salud de la agradable sensación de saborear un exquisito vino tinto con nuestra comida:

  1. Formación de paredes arteriales y protección de las mismas

El vino aporta colágeno y elastina, componentes esenciales en la formación de paredes arteriales más flexibles. Por otro lado, el vino contiene antioxidantes y resveratrol que actúan como vasoprotector, impidiendo que las moléculas lipídicas se depositen en las venas y las obstruyan. Ayudando así a reducir los valores de colesterol en sangre.

  1. No provoca dolores de cabeza

Existe una gran variedad de vinos naturales que no tienen preservantes ni químicos, por lo tanto su consumo no provoca dolores de cabeza.

  1. Beber vino alegra al triste

Según estudios llevados a cabo por psicólogos, beber vino induce un estado mental relajado y más alegre, favoreciendo a la sociabilización. Uno de los minerales que aporta el vino es el litio, que tiene la propiedad de equilibrar al sistema nervioso, provocando que los tiempos de reacción disminuyan en un 25% y la creatividad aumente en un 50%.

  1. Favorece a la digestión

El vino tomado antes de las comidas estimula las secreciones gástricas. Por eso, el consumo moderado de vino facilita la digestión y previene algunos trastornos como el síndrome del colon irritable y úlcera gastroduodenal.

El vino tomado en pequeñas dosis también mejora la sensibilidad a la insulina, provocando la baja de glucemia.

Además, el vino ayuda al estómago a eliminar sustancias potencialmente dañinas que se encuentran en las carnes rojas, ayudando a la digestión y a reducir el riesgo de diabetes de tipo 2, la aterosclerosis y el cáncer de colon.

También actúa contra la anorexia o falta de apetito al estimular los órganos olfativos y gustativos.

  1. Acción antibacteriana

La presencia de polifenoles y resveratrol en el vino tinto, brindan capacidad antibacteriana. De hecho, es útil en la eliminación de bacterias como la salmonella y la shingella, responsable de diarreas y fiebre.

  1. Aporta minerales y oligoelementos

El vino aporta minerales y oligoelementos importantes para nuestro organismo, tales como:

  • Magnesio que ayuda a disminuir el estrés.
  • Zinc que mejora las defensas inmunitarias.
  • Litio que equilibra el sistema nervioso.
  • Calcio y potasio que garantizan un adecuado equilibrio iónico y eléctrico.
  1. Previene el envejecimiento celular

El vino contiene sustancias que actúan contra los radicales libres. Se trata de los flavonoles, resveratrol, polifenoles, antocianinas, ácidos fenólicos, etc. Que contribuyen en prevenir el envejecimiento de las células del cuerpo humano.

  1. Previene la enfermedad de Alzheimer

Se sabe que el resveratrol, presente en el vino tinto. Protege las células cerebrales previniendo así la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Al mismo tiempo que no hay que abusar de esta bebida, porque el exceso de alcohol. Destruye la sinapsis y limita el paso de los impulsos eléctricos en el cerebro, provocando un daño irreversible.

  1. Combate la hipertensión

El vino es un anticoagulante muy eficaz en todos los casos de hipertensión. Pero además tiene otras propiedades que permiten relajar arterias y venas. El resultado de esta sinergia reduce el riesgo de trombosis, ictus e infartos.

 

El consumo excesivo de vino es peligroso para la salud

Es importante tener en cuenta que los beneficios antes mencionados están relacionados con el consumo de un vaso al día. Aunque las dosis dependen de cada persona, su edad y sexo, evitando en todos los casos el consumo excesivo.

Puesto que los riesgos de un consumo excesivo de vino, son muchos más graves. Estos pueden ser como: infarto, ictus, hipertensión, cirrosis hepática, gastritis, disminución de la capacidad cerebral, depresión, ansiedad, disfunción sexual, impotencia, tumores, diabetes, coma etílico y muerte.

Uso de las Cookies

Este página web utiliza Cookies para que usted tenga una buena experiencia como usuario. Si sigue en esta página, está dando su consentimiento para aceptar estas cookies .política de cookies, pulse en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest